CHAT....

lunes, 16 de mayo de 2011

NUEVO CONTRATO COLECTIVO, ENTRE LA ESPERANZA Y LA REALIDAD

Del optimismo de algunos y la desesperanza se desarrolla el proceso de discusión del nuevo contrato colectivo, es el NOVENO (IX)  y no el SEXTO (VI) como han dicho algunos.
El escenario, desde el punto de vista del gobieno, tiene una disyuntiva: Se impone lo político sobre lo económico o viceversa. En el primer caso, lo político,  la explicación tiene su base bien fuerte: Las elecciones presidenciales son apenas para el año 2012. Y es que según los últimos datos que se manejan, el gremio docente rondea los 600 mil personas, cifra nada despreciable en términos electorales y  que hace menester asegurar un buen porcentaje para la reelección presidencial, recordemos que de esos 600 mil docentes depende un buen grupo de personas, entre 3 ó 4 votantes y que en cuentas reales serían, por lo menos,  un millón    quinientas mil personas, se habla entonces de no menos de 1 millón de votos que dependen del área docente, cifra que de cara al 2012 sería decisiva para ganar con una victoria "aplastante". Los estudiosos de encuestas y analistas electorales saben de la "volubilidad" del voto docente que se divide así en porcentaje: 25% duro opositor, 25% duro del proceso y 50% monetarista conformista que le da igual. De total de  porcentaje, el gobierno podría obtener hasta 65% de votos si hace un buen contrato y cede ante la presión del gremio docente, lo hará....

Por el otro lado están los números y los problemas que ellos generan para el crecimiento(no desarrollo) del país:
  • La prioridad de gasto para lo que resta del año 2011 y del  que viene 2012 va dirigido en orden de importancia a: La Gran Misión Vivienda Venezuela y es que el gobierno necesita hacer entre este año y el que viene no menos de 100 mil casas para asegurarse las presidenciales, el gobierno se ha jugado una carta que no es de fiar y es riesgosa, mucho, en demasía pero no le queda otra, por ello no le importará sacar el dinero de las piedras para lograrlo y ello significa ajustar el presupuesto, sacrificios, limitaciones.
  • El gobierno lo ha señalado, comida y casas ( http://www.ojopelao.com/nacionales/33685-comida-y-casas-son-vitales-para-el-pueblo.html ). La misión agro Venezuela ha empezado duro y es una muestra del interés del gobierno mostrar que tenemos la Soberanía Alimentaria, el planificador Ing. Ricardo Menéndez le ha dado una inyección de dinamismo al gobierno nacional, sus planteamiento sobre polos de desarrollo nodal, extraidos de la geografía humana regional francesa (Vidal de la Blache) y ha convencido aún más al presidente de estas tesis que ya las manejaba. Pero el desarrollo agro alimentario depende de dinero, de articulación entre ministerios, de supervisión, de logística y de resultados. Todo ello se traduce en una palabra: DINERO. ¿Cuánto está dispuesto el gobierno a invertir en ello? Como dice la canción: La misma vida te dirá, pero debe ser bastante.
  • El problema eléctrico ha vuelto a surgir,  funcionarios del gobierno han  señalado desde el año 2010 que hay  saboteo, no se descarta, pero sea lo uno  o lo otro hay que invertir en electricidad, como dice el refrán, no sólo por lo que tiene, sino por lo que viene, que son 100 mil casas ¿Cuánto vatios hay que generar para llenar esta demanda? ¿Cuántas compras hay que hacer para suplir este déficit? ¿Cuánto dinero es necesario? Lo peor de todo es que este problema si afecta directamente a TODA la población y su efecto electoral es muy negativo.
  • La corrupción: ¿Cuánto dinero se comerá la corrupción en esta vorágine monetaria este año y el  que viene? Los cálculos y  estudios indican un 30% (comisiones, sobrefacturación, materiales de segunda) sin duda alguna los hachos de corrupción serán un plato que el gobierno verá en cada comida y que tendrá en la oposición un seguro gerente de cocina.
 La discusión de la nueva contratación colectiva  está siendo negociada entre el gobierno  y los sindicatos afectos al proceso, esto no significa necesariamente que los docentes vayan a salir perdiendo en la negociación, siempre hay mejoras,  pero plantea el temor a que este pacto no sea todo lo que los docentes aspiran en sus mejoras salariales. Plantea la pregunta, ¿qué hubiera ocurrido si los sindicatos no fueran pro gobierno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada