CHAT

domingo, 7 de febrero de 2016

El hombre de la Puerta de la Panadería

Recientemente, para ser más exactos, el día viernes no pude evitar tener que comprar algo de queso, mortadela (jamón se me olvidó a que sabe) y panes, 2  mil bolívares, vi mi quincena morir. Al salir de la panadería,  Cabizbajo  pensando en lo que faltaba para concluir la quincena, me encontré a un conocido y le pregunto: ¿Épale pana cómo está todo? -el me responde - todo bien !!! ..ja ja ja - riposto yo - será bien pelao porque la quincena se va rapidito - él me reponde - Mientras tengamos a Dios nada nos falta. Me dejó con un signo de interrogación en la cara, ¿me dio una lección de vida?

Luego, pensando en  esa frase me puse a tratar de entender porque una persona sin nada en el bolsillo puede pensar de esta manera y logré hayar  3 razones:

1. - Esa persona tiene una infinita fe en Dios, es un escogido  para llevar al mundo un mensaje esperanzador, es un cristiano verdadero, no como yo, que vivo quejándome de mi sueldo, de mi trabajo, del gobierno. Esa persona, la cual conozco,  fue botada de un banco y últimamente no se que hace, de repente la vida lo llevó a entregar su vida a Dios y su ministerio de vida es colocarse en la puerta de la panadería o de algún abasto de los chinos para que yo, siendo creyente, afirme mi fe y deje de ver el lado negativo de mi existencia, de lo mundanal que soy al ponerme a pensar en lo que viene, en la comida de mi familia, en mi hijo que empieza en la universidad, en la cola del Gas, de la harina, del jabón, de la leche, de la carne Mercal, en el próximo  bendito martes día de carnaval y que no habrá despacho de comida y no habrá chance de conseguir la mantequilla mavesa. Ese hombre, que a pesar de todo es capaz de mirarme fíjamente a los ojos, casi con mirada acusadora, con su fuerza espiritual, ese hombre, me dice, que no me preocupe, que todo saldrá bien.

2. - Otra idea que se me vino a la mente sobre el porqué  aquel hombre de mirada fuerte y espítritu inquebrantable me inquirió a que no me quejara, es que es chavista y no acepta que esto es un fracaso pero no sabe como defenderlo. En otras palabras, este hombre, seguidor del proceso, sabe que esto se fue pal carajo y que trata de salvar su ideología recurriendo a un pseudo misticismo necrofílico ideológico(Naim); este hombre que se peleó con su familia, que quedó soltero porque la mujer lo dejó porque solo sabía trabajar en un banco y que ahora se rebusca en los negocios como bachaquero, o mandadero - bolsero -  de  los chinos para conseguir su comida y llevarle a la hija  en la visita de fin de semana. Este hombre que a sus 48 años, después del divorcio,  se fue a la casa de su mamá porque la de él se la quitó la mujer y no puede hacer otra casa, este hombre me dijo que no me preocupara.

3. - Por último llegué a pensar que este tipo está tostao (que es parte de las 2 anteriores) que tal vez ha quedado tocado por la situación económica y que ha producido todo un mecanismo de defensa  psicológico que le permite bloquear las cargas negativas a su alrededor. Este  hombre que después de noches enteras sin dormir sobre su destino, sobre su divorcio, sobre el cacho que se llevó en esa fatídica relación, descubrió que ese dolor fue más fuerte, profundo y doloroso que ningún otro dolor, que  el hambre, la pelazón, la somnolencia,  o que la crisis económica. Ese hombre no le para a la vida, para qué? si todo lo que tenía se esfumó, se perdió y que ahora está en su casa con su mamá, a los 48 años, tratando de empezar de nuevo, con su carrito malibú 81, con cauchos de segunda, lisos y comprados  al compadre del taller.

Así cada cabeza es un mundo, cada quien se mata los piojos a su manera y yo, acá frente a mi  computadora lo hago, y a la vez pensando que son las  12 de la medianoche y que todavía no es 10 de febrero y ya tengo la quincena baja.

2 comentarios:

  1. Mientras no vea pasar el "entierro" de Dios, sigo esperando con la fe sólo en Él, que tendremos algún día, no al país que se fue, sino al de las generaciones de venezolanos(as) que están en crecimiento.

    ResponderEliminar
  2. Mientras no vea pasar el "entierro" de Dios, sigo esperando con la fe sólo en Él, que tendremos algún día, no al país que se fue, sino al de las generaciones de venezolanos(as) que están en crecimiento.

    ResponderEliminar

CHAT....

comparte