Una mañana del 9 de julio

Es lunes 9 de julio, exactamente un día antes de que depositen la quincena de los docentes dependientes del Ministerio de Educación en Venezuela.
Para Maria López es sin duda un milagro llegar a esta quincena, más se tiene a su cargo 2 bellos niños de 5 y 8 años de edad los cuales son la razón de su existencia, de su vida.

Es lunes por la mañana y hay que ir a trabajar en el Liceo Simón Rodriguez de la Capital. El transporte aumentó y no tiene efectivo para viajar, decide irse caminando 15 cuadras para llegar; aún así,   Espera con ansiedad, conformidad y sin esperanza el depósito a su cuenta, leyó en el twitter y el blog que depositaban el lunes en la tarde, eso la reconforta pero a la vez la angustia.

Y es que la multiplicidad de sentimientos y stress a la cual está sometida María hacen que navegue fácilmente de un estado de ánimo a otro, paralelamente. Casi no duerme, los pensamientos peores la invaden después de las 3 de la mañana, mira el techo, se voltea, cambia de posición, se levanta, toma agua, le da hambre y no tiene nada para comer.

Se le están olvidando las cosas, es extraño lo que le pasa y no puede hilvanar correctamente las ideas, se le olvida con facilidad  y los nombres de las personas, las fechas y las tareas ha realizar. Esto lo comentó a un grupo de colegas que le dijeron que a ellos le pasa lo mismo: Será la alimentación, afirma monásticamente Ana, la profesora de Biología, sabes que no comemos carne, ni grasas, estamos comiendo sólo lentejas y arroz y eso no alimenta lo suficiente para lo que estamos pasando.

Recientemente deja el celular en cualquier parte, se ha salvado de que se lo roben, de hecho, un estudiante consiguió el celular en el escritorio, pero decidió devolverlo porque era muy “chimbo” para sus gustos. Los zapatos ya están muy desgastados, la ropa ya no tiene el color de otrora, es sin dudas una preocupación menor, como lo es el teñido de su cabello, o el aspecto de sus uñas que arreglarlas salen en 3 millones y medio.

Así empieza María la semana, en espera del milagro que la mantenga de pie, respirando y confiando en Dios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

APUNTES DE NUEVO CONTRATO COLECTIVO. DESCARGALO EN WORD !!

MANUAL PARA REGISTRARSE EN EL BANCO BICENTENARIO

URGENTE!!! APROBADO EL CONTRATO COLECTIVO: SINTESIS